Historia de los fanzines

La autopublicación, utilizada por anarquistas desde el siglo XVIII, dadaistas, situacionistas y punks, se encuentra fuera del control institucional o industrial. 
Para lxs verdaderxs agitadorxs de la autopublicación y el panfleto, como para los zines de nuestra época, el dinero nunca fue el objetivo principal.
Con la llegada de la imprenta... Grupos radicales y otros marginados pudieron difundir sus escritos entre una audiencia mucho mayor.
El resultado fue el desarrollo de la autopublicación.
Con el mimeógrafo... Aparecen las "pequeñas revistas", una forma de autopublicación cercana en espiritu al fanzine. Una corriente literaria fundada en 1950 por Margaret Anderson y Jane Heap, desaparecidas de la historia feminista. El periodico anarquista Mother Eart (1906) de la anarquista Emma Goldman, operaba en modo similar a los fanzines.
En los años 50 aparece el fanzine, autopublicación sobre ciencia ficcion. Difundian películas y autorxs favoritxs de lxs editorxs (Fan-zine).
Los zines de hoy se focalizan en conceptos, historias, opiniones, etc... Tienen mas en común con las pequeñas revistas mimeografiadas.
La tecnologia de la fotocopia aumento las posibilidades estéticas para lxs autopublicadxs. Más adelante, las computadoras dieron acceso a mejores tipografias y herramientas gráficas.
Un fanzine refleja sin mediación las obseciones de la individua que lo hace. Sin publicidad ni fines comerciales.
Se hacen tirajes de pequeña cantidad de ejemplares. Defendiendo el anticopyright, promoviendo la difusion con copias ilimitadas.
La distribución se hace en conciertos, encuentros, ferias, tiendas de discos o librerias alternativas.
Los libros, revistas y fanzines impresos llegan a lugares sin tecnología y sin regulacion del estado.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fanzines hechos por chicas: la explosión Riot Grrrl


Articulo extraido de http://www.m-arteyculturavisual.com/2013/06/03/fanzines-hechos-por-mujeres/



¿Qué fue el Riot Grrrl?
Si hacemos un repaso a la historia de los fanzines hechos por mujeres el referente imprescindible será el Riot Grrrl.
El Riot Grrrl fue un movimiento contracultural y feminista que surgió a principios de los 90 en EEUU. Su foco serán las ciudades de Olympia, en el estado de Washington, y Washington DC, y será esbozado por figuras como Tobi Vail, Allison Wolfe, Molly Neuman y Kathleen Hanna.
Debemos contextualizar este movimiento en un momento en el que, en lo social, se estaba viviendo un periodo de gran conflictividad16y en lo cultural/musical, dominaban las escenas de hardcore punk (en Washington DC) y grunge (en Seattle), las cuales se caracterizaban por un talante violento y machista. Así el Riot Grrrl reaccionará , en primer lugar, ante la conflictividad social; en segundo lugar, ante la escena musical underground que las excluía como sujetos activos y las relegaba a un papel de “novias de”, fotógrafas o publico pasivo que se situaba en la parte de atrás de los locales de conciertos. De este modo estas mujeres crearán una filosofía radical que consistió en alentar a chicas y mujeres de la ciudad a subvertir el estancamiento masculino que vivía el underground creando su propia música, arte, escritura y teatro.
Por último también reaccionaron ante el feminismo y la manera de hacer feminismo que se había llevado a cabo hasta el momento. Un feminismo que sentían que no les pertenecía, conformado por mujeres de mediana edad, blancas, de clase media y heterosexuales. El deseo y la necesidad de llegar a más mujeres y de hacer juntas algo en el mismo espacio empezaba a ser más y más urgente, así la llamada a unariot grrrl (solo de mujeres) tuvo lugar en el numero tres del mini-zine Riot Grrrl17Las chicas empezaron a hacer así sus propios fanzines, anunciando sus actuaciones a lo largo de DC y reuniendo listas con números de teléfono y direcciones a los cuales muchas mujeres inmersas en la escena punk de DC respondieron. A partir de este momento se sucedieron los encuentros entre riot grrrls, en los cuales discutían y ponían en común sus propias experiencias, se animaban y apoyaban las unas a las otras empezando a construir el camino para una acción colectiva y un nuevo feminismo contracultural. Riot Grrrl reescribió el feminismo y el activismo dentro de una rebelión punk-rock protagonizada por jóvenes voces que se sentían ausentes dentro del feminismo vigente en los 90. En consecuencia propondrán un concepto diferente del activismo feminista, trasformando las actividades tradicionales de protesta como marchas o mítines, en un activismo cultural en el que incorporaron actividades subversivas diarias como la creación de arte, películas, zines y música como parte de este activismo feminista.
Las mujeres que pertenecían a estas comunidades alternativas, tanto en Olympia como en DC, tuvieron que comenzar a plasmar sus sentimientos, frustraciones y rabia en palabras, creando así fanzines culturales que más tarde fueron denominados como angry grrrl zines. Los zines sirvieron de medio a estas mujeres para la discusión, el examen y la resistencia cultural.
Antecedentes de los grrrl zines
Los fanzines surgidos al calor del movimiento Riot Grrrl tienen su propio capítulo dentro de la historia de los fanzines. Serán el punto de referencia de la producción fanzinera realizada por mujeres y cambiarán para siempre la historia de la culturaunderground dominada hasta entonces por hombres. Sin embargo los fanzines del Riot Grrrl tendrán algunos predecesores sin los cuales, tal vez, las cosas no hubieran sido como fueron.
El principal referente serán las publicaciones lanzadas a partir de la llamada segunda ola del feminismo en los años 70, como la publicación It Ain’t Me, Babe, publicada en Berkeley, que aguantó solo una año, pero cuya rabia y energía era contagiosa18.
También Ms., pionero en América, cuyo primer ejemplar fue lanzado en 1972, o Spare Rib y Shocking Pink, aparecidas en Gran Bretaña en este nuevo ambiente. Además, algunas librerías feministas como Amazon BSC serán fundamentales, ya que proveerán de un espacio cultural para la comunidad feminista. O los fanzines musicales de finales de los 70 principios de los 80 como JOLT o Bitch (que avanzaba una de las características de los grrrl zines de apropiarse de palabras insultantes dándoles una identidad positiva).
Grrrl zines
“Las riot grrrls volvieron a los zines por un montón de razones: por la expresión personal, para dar salida a su creatividad, para romper el aislamiento, para encontrar amigas, una comunidad, una red de trabajo y como una forma de resistencia cultural y política. Para muchas, especialmente para aquellas que vivían en ciudades pequeñas en medio de ninguna parte, los zines eran una manera genial de conectar con gente con ideas afines alrededor del mundo sin tener que conocerse en persona. Los zines son una manera de decir: ¡no estás sola! Vamos a compartir nuestras experiencias y a aprender unas de las otras”19.
Los fanzines que se desprenderán o serán influenciados por el Riot Grrrl se denominan angry grrrl zines o grrrl zines. Hay que tener en cuenta que tradicionalmente los fanzines han sido creados por hombres blancos y heterosexuales; como reacción a esto y subvirtiendo el orden “natural” de las cosas surgirán los angry grrrl zines y los homocore zines, que darán una vuelta de tuerca a la historia del fanzine contando como autoras a chicas y a personas pertenecientes a la comunidad LGTBQ.
Los fanzines serán una estrategia para compartir información y promover el feminismo. Se creará una intricada red de correspondencia personal y en ellos se volcarán los diferentes manifiestos que el movimiento Riot Grrrl generará.
En estos fanzines se tratarán en primera persona cuestiones tales como la experiencia de crecer en el contexto de la sociedad patriarcal, la menstruación, la sexualidad, etc. abarcando con ellos diferentes espacios que oscilarán entre el arte, la protesta, la terapia o la confesión20. Los fanzines serán la alternativa positiva a las revistas musicales y para adolescentes, una manera de superar el estereotipo femenino nada representativo de la realidad. Estas publicaciones DIY son importantes espacios para las chicas, para mostrar sus escritos, su arte y para representarse a sí mismas.
Como explicará Johana del fanzine Sassy and seventeen: “Es una forma poderosa de resistencia; es decir existo, soy de esta manera y mi historia es digna de ser contada. Yo expongo estas palabras, las fotocopio y las difundo porque creo que es importante que mi historia sea escuchada, que tengo algo que merece la pena oír. Es una forma intensa de resistir a la hegemonía del hombre-blanco-heterosexual”21.
La temática de los grrrl zines
Históricamente las chicas han escrito diarios personales y cartas, las cuales ahora se transformarán en fanzines. Deshaciendo esa línea que separa lo privado y lo público, publicarán ensayos contando sus sueños, sus ideas, extractos de sus diarios, memorias infantiles, entrevistas, reseñas, divagaciones, historias, comix, fotografías personales, etc. Serán comunes los artículos sobre la preocupación por su imagen corporal, desórdenes alimenticios, experiencias con el aborto o cuestiones sobre sexualidad. Esto último es un tema recurrente en estos fanzines, en los que las autoras explorarán su hetero/homo/bisexualidad, la manera de lidiar con la edad adulta sexual y los tópicos que sobre el sexo son sostenidos en la sociedad. Una de las conexiones más potentes que el Riot Grrrl tendrá con el feminismo será la exposición de los efectos del patriarcado en las emociones y la sexualidad de las chicas y el rechazo a permanecer en silencio ante los abusos sexuales y psicológicos. Otro de los campos de batalla de los grrrl zines será acabar con el mito de la belleza ideal, y de la valoración y potenciación que se hace desde los medios de esos estándares inalcanzables de extrema delgadez, juventud eterna, belleza ideal, etc. que hacen que las chicas se sientan feas y solas. Los grrrl zines lucharán por la aceptación de todos los tipos de cuerpos y bellezas. Alterarán las bases estéticas de la sociedad robando sus imágenes y haciendo montajes y détournements con slogans que subvertirán el discurso de las revistas y de la publicidad dirigida a mujeres.
La estética de los grrrl zines
Aunque cada fanzine aporta la visión personal de su autora, los grrrl zines tienen algunas características comunes. A saber, en lo que se refiere al apartado gráfico, son comunes las fotografías en las que hacen una reivindicación de la sexualidad con imágenes más o menos explícitas de sus cuerpos, en los que ocasiones llevan pintados epítetos sexuales tales como BITCH, SLUT o WHORE22; imaginería de dibujos animados, imágenes pro-chicas gordas, tachones, dibujillos de corazones, estrellas y símbolos feministas y anarquistas, etc. Estas imágenes normalmente serán tomadas de periódicos, revistas, catálogos de tiendas, libros infantiles, etc. Losgrrrl zines compartirán el lenguaje visual de los fanzines punk; estos eran agresivos, sucios y desordenados, y tomarán esa estética amateur e insurgente del corta y pega pero traducida a un lenguaje propio. Así se apropiarán de palabras y frases que tradicionalmente se han usado para despreciar a las mujeres, palabras tales como puta, bollera, fulana, guarra, bruja, etc. De términos que instigaban a las chicas a sentir rabia, a reconciliarse con ella y usarla como arma, palabras como loca, zorra, histérica, rara, incorrecta, bicho raro, inadaptada, etc. Asimismo, los sinónimos de rebelión serán recurrentes en estos fanzines: revuelta, revolución, guerra. Y las palabras relacionadas con los tabús y las perversiones sexuales toda una constante: coño, chocho, vulva, culo, hongos, vampira, azote, piojosa, tetas, etc.
Habrá incontables fanzines relacionados con el Riot Grrrl, pero quizás los que han permanecido en el imaginario popular y han sido tomados como referencia por chicas fanzineras han sido aquellos títulos que fueron producidos por sus ideólogas principales como Riot Grrrl mini-zine, que denominará al movimiento; Bikini Kill, germen de la banda del mismo nombre, Girl Germs o Jigsaw. Otros nombres importantes serán el fanzine pro-gordas FAT!SO? y los fanzines ingleses Ablaze! yGirlfrienzy. Un papel importante para la distribución y expansión de estos fanzines tendrán las distribuidoras que nacen en estos momentos como Riot Grrrl Press,GERLLRiot Grrrl Review o Action Girl Newsletter.
El Riot Grrrl, aunque enterrado por la prensa mainstream, siguió inspirando, hasta el día de hoy, a muchas jóvenes alrededor del mundo a tomar el control de sus vidas, a empoderarse y a crear ellas mismas su propia cultura.




No hay comentarios:

Publicar un comentario